Como escritor de ficción, sobre todo de terror, no soy muy dado a la lectura de libros de auto ayuda. La Camisa del Hombre Feliz, sin embargo, me sorprendió gratamente. Recuerdo que terminé su lectura ilusionado y con nuevas perspectivas de la vida. Como casi todos, aunque sea inconscientemente, me he concentrado durante toda mi vida en la búsqueda de la felicidad, y no había comprendido que podría ser tan sencillo y, a la vez, tan evidente. Muchos de mis pequeños secretos y reflexiones personales se encuentran en este libro, sobre todo en lo que toca a mentalidad y actitud positiva. Su lectura es además amena, como es su autor en persona, llena de humor y anécdotas divertidas que hacen de su lectura un viaje mental hacia una vida mejor. Creo que este libro encierra reflexiones tan sabias y útiles que debería ser lectura obligada en los colegios: leer La Camisa del Hombre Feliz es el primer paso para mejorar en muchos niveles.